Cómo reducir el consumo energético este invierno.

reducir el consumo energetico

Saber realizar una buena optimización del consumo energético es una de las grandes tareas pendientes en la mayoría de hogares españoles. Y es que, el consumo medio eléctrico de una vivienda estándar en España es en torno a los 9.500 kWh al año, interpretando como vivienda estándar en la que habiten 3 personas.

Si se realizase un análisis de una de estas viviendas estándar española, rápidamente nos daríamos cuenta de que hay muchos elementos que están realizando un consumo elevado de energía y que podrían ser optimizados con hábitos diarios relativamente sencillos, haciendo una pequeña instalación, o sustituyendo ciertos aparatos eléctricos.

El mayor consumo eléctrico en invierno viene dado por el gasto en calefacción (5.100 kWh), seguido por los electrodomésticos, el agua caliente y finalmente el gasto en la cocina.

Claves para reducir el consumo energético en casa.

– Aprovecha la luz natural del día lo máximo que puedas.

– Utiliza luminarias de bajo consumo o LED y ahorrarás hasta un 75% de energía. Equipa tu hogar con bombillas LED estándar, dicroicas, decorativas, etc. que encontrarás en el catálogo de Bricoelige. El fantástico rendimiento en términos energéticos de la tecnología LED te permitirá dejar atrás los elevados consumos de las bombillas halógenas tradicionales.

– Limpia periódicamente las lámparas y demás luminarias del hogar. No somos conscientes de ello, pero el polvo acumulado bloquea la salida de la luz.

– Apaga la luz de las estancias que no se estén utilizando.

– Equipa tu hogar con termostatos inteligentes que te ayuden a conseguir el mayor confort sin gastar mucho en calefacción. Este tipo de termostatos con conexión Wifi son la solución ideal tanto en obra nueva como en sustitución de un termostato tradicional, y es que te ofrecen la opción de poder controlar y ajustar la temperatura de tu hogar desde tu móvil estés donde estés y en cualquier momento.

– Acostúmbrate a graduar tu termostato a 20 ºC. Cada grado por encima de esta cifra representa alrededor de un 7% más de consumo energético.

– Apaga el ordenador o cualquier dispositivo electrónico si no la estás utilizando. El método “suspender” de los pcs o el “standby” pueden representar hasta un 70% del consumo diario.

– Igualmente, desconecta de la corriente eléctrica todos los aparatos electrónicos que no se estén utilizando. Por ejemplo, los cargadores suelen dejarse enchufados cuando no están efectuando una recarga y suponen un gasto considerable que no tenemos en cuenta.

Fíjate en las etiquetas de eficiencia energética.

– Sustituye, siempre que veas más necesario, los aparatos electrónicos o electrodomésticos viejos por nuevos, ya que consumen mucha menos energía. Comprar equipos eficientes es muy importante y fácil de identificar gracias a las etiquetas energéticas. Estas etiquetas permiten al consumidor conocer la eficiencia energética de un electrodoméstico. Están identificadas por colores y letras, siendo el color verde y la letra A para los equipos más eficientes y el color rojo y la letra G para los equipos menos eficientes. Con el tiempo además van apareciendo nuevas clases más eficientes con las que puede que ya estés familiarizado: A+, A++ y A+++.

etiquetado de eficiencia energetica

Este factor de eficiencia tendrás que tenerlo en cuenta a la hora de comprar un electrodoméstico, ya que se verá traducido en importantes ahorros energéticos y por lo tanto económicos.

– Llena la lavadora a su máxima capacidad y ahorrarás mucho tanto en agua como en electricidad.

– Descongela el frigorífico cada cierto tiempo, ya que el exceso de escarcha que se acumula crea un aislamiento que en muchos casos supone un 20% extra de consumo eléctrico.

Ahorrar energía con el uso de la domótica.

El uso de la domótica es una fantástica manera de mejorar el confort y habitabilidad de nuestra casa, pero además, se traduce en una importante mejora del rendimiento y ahorro energético.

Un sistema domótico permitirá hacer inteligente nuestra casa, de manera que a través de la automatización y los sistemas integrados, podremos interconectar la calefacción, el aire acondicionado, la iluminación, las persianas automáticas, la alarma, etc. con un control total sobre todos estos elementos.

Como ya se ha mencionado anteriormente, un pequeño pero gran paso para automatizar la calefacción es utilizando los termostatos inteligentes. Cada vez más fabricantes de mecanismos eléctricos renuevan su catálogo con este tipo de termostatos, como es el caso de BTicino y su nuevo termostato Smarther.  A través de su APP móvil y el smartphone, puedes crear fácilmente programas personalizados y disponer de un nivel avanzado de gestión del clima de tu hogar, incluso si te encuentras fuera de casa.

Gracias a una gestión optimizada de este tipo de termostatos, lograrás reducir el consumo de calefacción considerablemente. Y en términos generales, una buena optimización a través de materiales eléctricos permite mejorar sin duda el consumo de electricidad en los hogares, consiguiendo optimizar la factura y mejorando la habitabilidad y el confort de la misma.

Deja un comentario